viernes, 18 de septiembre de 2009

Tempura de brócoli morado y espárragos trigueros con salsa de soja

Si hay una verdura que es mi debilidad es el brócoli o brécol. Tanto el verde como el morado están deliciosos. En mi casa en Asturias siempre lo había comido en crudo, aliñado en ensalada...pero aquí en Sevilla comprobé que además se podía guisar acompañado de patatas, carne...En fin, que tiene multitud de posibilidades.



El que hoy he escogido es la variedad morada, quizás menos vista que la verde, pero no menos rica. La he hecho en tempura. La harina de tempura se encuentra en casi todos los supermercados, y va siendo cada vez más común en nuestras cocinas.



El rebozado en tempura sólo tiene un secreto: se necesita agua muy muy fría...cuanto más fría, mejor. En un cuenco echaremos el agua y vamos añadiendo la harina y removiendo con unas varillas para que no queden grumos...así hasta que nos quede una pasta un poco espesa (no demasiado). La podemos conservar en la nevera mientras perparamos la verdura que hayamos escogido.



Ahora cogeremos la verdura en cuestión y la lavaremos a fondo. Yo la pongo a remojo con "Amukina"...sobre todo el brócoli necesita que insistamos en su limpieza por lo enraizado que es. Además de éste, yo escogí unos espárragos, que también lavé con esmero. Por supuesto que vale cualquier tipo de verdura: zanahoria, calabacín, cebolla...

Se van introduciendo los trozos previamente cortados (de forma alargada)de verdura en la mezcla y ponemos aceite abundante a calentar. Tiene que estar muy caliente para que la tempura nos salga bien. En caso contrario, quedarán aceitosas las verduritas. De todos modos, en cuanto estén fritas, las iremos colocando sobre papel de cocina absorbente, antes de emplatarlas en la fuente definitiva.

Este aceite se puede colar para reutilizar...que "no está el horno para bollos"...



Para acompañar esta fritada nos viene ideal salsa de soja rebajada con una pizca de agua.


Si os gusta la verdura os recomiendo que la probeis en tempura, porque os encantará.

¡Buen provecho!

6 comentarios:

martuki dijo...

Susi, me encanta ésta receta porque supone una forma divertida y original de comer verduras tan sanas como el brócoli o los esparragos...yo probé la tempura en un restaurante japonés hace un año aproximadamente y me encantó!!!el acompañamiento con salsa de soja es perfecto!!un besín !!

Liz dijo...

Hola! Acabo de descubrir este magnifico blog. Esta receta se ve muy buena, ademas de original! Un saludo, Liz.

susita dijo...

Marta! a mí la tempura me encanta! y hago así todo tipo de verduras...ya sabes, lo fundamental es el agua helada...besinos!

susita dijo...

Liz! me alegra que te guste mi blog...seguiremos mejorando día a día...anímate a hacerla que te gustará!!! un besín!

Anónimo dijo...

cuánta agua pones en el cuenco, más o menos? gracias

susina dijo...

Anónimo, primero pongo la harina y voy añadiendo el agua poco a poco, removiendo sin parar para que no se formen los grumos. Cuando tengas una especie de papilla espesa ya está la tempura.
La cantidad de agua dependerá de la cantidad de harina que vayas a usar...no hay cantidad fija ¡espero haberte ayudado!

Publicar un comentario