lunes, 11 de junio de 2012

Dormitorio de bebé y de cómo montarlo sin que la cuenta bancaria tiemble... Baby boy bedroom and how to furnish it without cleaning out your bank account.





Cuando me vi en la necesidad de empezar a montar el dormitorio "infantil" para mi pequeñín, muchas preguntas y dudas comenzaron a pasárseme por la cabeza. Qué tipo de decoración, qué colores, qué muebles, qué cenefa...en fin, todo un mar de dudas.






Tras pensar y pensar y ojear revistas de decoración (sobre todo las de "el mueble", que son mis favoritas) pronto comencé a dar respuesta a cada una de las preguntas.


1- Decidí en primer lugar que el color a elegir iba a ser uno muy neutro. Elegí un color garbanzo muy muy clarito, apenas perceptible. Se trata de un color del que nunca me cansaría. La verdad es que me estresa un poco ver esas habitaciones rosa fucsia o azul turquesa tan llamativas. Reconozco que son colores que impactan y encatan, por lo general, a los niños pero yo no podría vivir rodeada de ellos...








2- En segundo lugar me propuse aprovechar todas las colchas y cojines que ya tenía en ese momento, así que la colcha blanca y los cojines de lunares color beige son los mismos con los que ya contaba. Únicamente compré unos cojines de lunares azul celeste, a juego con los beige, y el cubrepiés, del mismo tejido y color que los cojines. Los compré en El Naranjo, una tienda de decoración que está localizada en la calle la Cañá, en Alcalá de Guadaira. La verdad es que tiene cosas con mucho estilo y también allí compré más detalles, que ahora os enseñaré. Los cubrepiés y los cojines rondarían los 60 euros.







3- Aproveché todo el mobiliario que tenía en la misma habitación cuando no era de bebé: camas, cabeceros (que pinté en color blanco roto para obtener ese color neutro y esa claridad que buscaba en todo el dormitorio), cómodas (hay otras enfrente de las camas que no aparace en las fotos...).






4- Compré dos cuadros con motivos infantiles y los coloque encima de una cómoda grande. Unos 40 euros.



5- Para dar un toque más infantil me hice con dos guirnaldas de hilo y madera coloreada y las coloque en los cabeceros. También se pueden colgar de las cortinas o colgarlas en la pared.



6- Tenía una nube hecha de papel maché que mi hermana, Diana, me había regalado en uno de mis cumpleaños cuando yo todavía vivía en Madrid (no hace años de eso...) y no me lo pensé dos veces. Por fin mi nube iba a encontrar su lugar ideal en mi casa. La coloque en el cabecero...











Como podéis ver con muy poco gasto monté este dormitorio acojedor y ... ¡muy coqueto!

PD...la cunita está ahora en mi dormitorio porque el peque tiene 7 meses y todavía duerme con nosotros pero en su cuarto hay sitio para ella, por supuesto.





¿Qué os parece?

6 comentarios:

demisalero dijo...

te ha quedado muy bonito!!!yo acabo de decorar de nuevo la habitación de mi princesa y me ha quedado chulisima por muy poco dinerito jeje

kirstyb dijo...

cute pictures x

sopaboba dijo...

Me encantan estas ideas de reciclaje baratitas, y con tan buen resultado, me encanta, eres una artista y Dieguito un bellezon

Sacerdotisadeisis dijo...

Susi,

¡Qué bonita os ha quedado la habitación! Me encantan los colores que has utilizado. Es verdad que los tonos neutros cansan menos, son más sobrios y también se pasan menos de modo. A Dieguito le va a encantar cuando por fin pueda tenerla para él solito. Está precioso en la foto, guapísimo. Ah, por cierto, el muble también es mi revista favorita. ¡Me encanta! Siempre sacan casas preciosas y con ideas estupendas. A mi me gustan todas.

Un besito,

Sacer

Antonio Castillo dijo...

Bueno... bueno... ¡Cómo crece Dieguito!
Si querías que viéramos el cuarto, no debías de haber puesto la foto de Dieguito. ¡Ya no quedan ojos para ver otra cosa!
¡Que lo disfrutéis con salud!
El cuarto, sencillo y elegante. Muy buen gusto.

Maria Pilar-COCINICA dijo...

No sabia de la existencia de Dieguito, así que te doy la enhorabuena, tienes un bebe precioso.

La habitación está puesta con mucho gusto, a mi me espantan esos colores fuertes, aunque sean alegres, pero no creo que se pueda con ellos mucho tiempo.

Un abrazo.

Publicar un comentario