martes, 3 de noviembre de 2009

Mermelada de granada y frambuesa

La primera vez que probamos la mermelada de granada y frambuesa fue en la Sierra de Aracena (Huelva) en "Huerta Santa Zita". Los desayunos, para nosotros, eran un auténtico placer. Esa mermelada que tanto nos sorprendió procedía del "museo de las confituras" ( www.museuconfitura.com ), el cual cuenta con más de un centenar de deliciosos sabores. Os animo a entrar en su página web para descubrir su famosa "tabla periódica de las confituras". Todo un derroche de imaginación.







Como en otoño la granada es una de las frutas más habituales en las fruterías, y las frambuesas gracias a los viveros pueden ser encontradas durante todo el año, me animé a ponerme manos a la obra para elaborar tan sabroso néctar... y el resultado fue muy satisfactorio.

Foto: Granado en Zufre (Huelva)




Ingredientes:

200 grs de granada ya pelada (sin nada de blanco; es muy amargo)
200 grs de frambuesas
200 grs de azúcar
Zumo de medio limón





Echar todos los ingredientes en una olla, y a fuego lento cocinar hasta que se evapore el agua y se haga la mermelada.


(En MyCook poner en la jarra todos los ingredientes y programar 40 min....100º......v.2)




Una vez conseguida la textura de mermelada (teniendo en cuenta que al enfriar solidifica aún más), podemos pasarla por un pasapuré o triturarla con un robot de cocina, para evitar encontrarnos las semillas de la granada. A mi particularmente no me importa encontrármelos; casi no se perciben. (Con la MC se puede triturar a golpes de turbo).




Yo lo meto en un recipiente de vidrio, tipo "tupperware", porque no dura mucho en casa...desaparece volando, pero si lo queremos conservar durante mucho tiempo podemos proceder como se especifica a continuación.


En este tipo de conservas, las frutas tienen un pH inferior a 4,5, por lo que es imposible que la bacteria responsable del botulismo pueda desarrollarse. También el azúcar necesario para realizar estos productos (normalmente un kilo por cada kilo de fruta) es excelente para evitar posibles intoxicaciones, pero si el azúcar se añade en proporciones inferiores, como en este caso, no actúa con la misma efectividad contra los microorganismos. En ese sentido sería más conveniente para su perfecta conservación echarle más azúcar.

Lo primero, desinfectar los tarros. Se pueden hervir durante 20 minutos. Luego debemos intentar no tocarlos por dentro.

Una vez se introduce el producto en el envase, cuanto más a ras mejor, hay que cerrarlo y meterlo en una olla a presión, un método seguro y sencillo para envasar al vacío. 20 minutos desde que empieza a salir vapor es más que suficiente para considerar lista la conserva. No podemos olvidar que hay que aislar los frascos del fondo de la olla.





Sin olla a presión se puede recurrir a un baño María. El tiempo necesario para que quede cerrado al vacío (aunque depende mucho del tamaño del envase y de la cantidad de producto que queramos conservar) suele oscilar entre una y dos horas desde que el agua comienza a hervir.

Siguiendo estas instrucciones nuestras confituras durarán meses.

6 comentarios:

*Eva* dijo...

qué cosa más rica! me encanta la combinación frambuesa-granada!
bs!

marba dijo...

Tiene que estar.........!!!!!!, muy original esa mezcla!

Ranger dijo...

Que casualidad! Yo también he hecho mermelada de granada pero sin frambuesa, a ver si le hago fotitos para ponerla.
La tuya tiene que estar riquisima.
Un beso.

susita dijo...

Ranger! ¿y cómo estaba de sabor? cuéntame que todavía tengo granadas en casa....compré demasiadas y se me han agotado las ideas! ja ja ja

susita dijo...

Eva y Marba! la verdad que la mezcla está rica rica!!! animaos a probarla! besinos!

HOME DELICATESSEN dijo...

Me encanta la presentación y las fotos! Tiene que estar muy buena la mermelada igual que las que vendemos en nuestra tienda online...

Publicar un comentario