jueves, 19 de diciembre de 2013

¡A recoger hortalizas! Comiendo rábanos crudos...




La tierra es lo más agradecido del mundo. Unas semillitas, un poco de agua y luz solar y listo!





Mirad qué cebollas nuevas, qué lechuga "reina de mayo" (sus semillas las trajimos de Asturias, de Llanes), qué habas, qué rábanos!!!!! ...qué todo!!!!!











Nosotros nos comemos los rábanos crudos y a secas, sin aliñar. Los lavamos bien, les quitamos las hojas, los cortamos longitudinalmente , los ponemos a remojo en la nevera y a comer! Están riquísimos.






Las habas también tienen un destino fijado...no se librarán! y las cebollas ya están "en la barriguita del buey".

1 comentarios:

María Alonso dijo...

¡Qué rico todo Susi!, tenéis una suerte tremenda al tener ese huertín.....
Esa lana es una monada, me encanta, ya nos enseñarás el resultado final.
Un besazo y Felices Fiestas.

Publicar un comentario