miércoles, 9 de diciembre de 2009

Tosta de foie con tomate confitado ¡de lujo!

Bueno, con esto de que las fiestas están a la vuelta de la esquina pensé en esta delicatessen que a nosotros nos gusta sobremanera. El foie por sí solo ya es un manjar, pero si se acompaña de tomate confitado se convierte en un bocado exquisito. Ya me estoy imaginando la cara de mi hermana cuando vea estas fotos...¡ venga Diana, manos a la obra!






Para la preparación de esta tosta se pueden usar tomates confitados de los que ya venden envasados, aunque yo os recomiendo que los hagais vosotros mismos. La diferencia de sabor de nota. El toque casero está presente. Se comienzan a hacer un día y se termina el trabajo al día siguiente. No obstante no es nada engorroso. Insisto: animaos.

Ingredientes para los tomates confitados:

1/2 Kg de tomates medianos pelados. Deben ser tomates maduros y enteritos, sin golpes. (Yo utilicé unos tomates pelados de cultivo ecológico de "Monjardín" y que me habían regalado).
125 grs azúcar moreno
1 clavo de olor







Para pelar los tomates podemos escaldarlos durante 1 minuto en agua hirviendo, así será muy fácil. Yo, sin embargo, tengo un cuchillo sólo para este menester, que corta hasta el papel. Tenemos que tener cuidado de no estropearlos en este paso. De ello dependerá el posterior aspecto del confitado.

En un recipiente colocamos los tomates uno al lado de otro, espolvoreamos con el azúcar e incorporamos los clavos. Tapamos y dejamos que maceren durante toda la noche.


Al día siguiente elegimos una olla antiadherente, echamos en ella los tomates con el azúcar y los clavos (se pueden dejar macerando en la misma olla si no la necesitais para otras praparaciones) y lo ponemos a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos. No revolver con cuchara sino con golpes de olla. ¡¡¡Quedan con un tono rojizo hermoso!!!


Para conservarlos podeis hervir unos tarros de vidrio, esterilizarlos e introducirlos en ellos (llenándolos por completo). Luego volver a hervir durante 30 minutos para que se cree un vacío en su interior. Dejaremos enfriar en el mismo agua en el que se hirvieron pues si no podrían romper por el cambio de temperatura. Así se conservan durante meses...







De todos modos simplemente esterilizando el tarro, sin necesidad de ponerlos al baño maría, se conservan 1 mes en el frigorífico.


Para el montaje de la tosta: pan recién tostado, un buen trozo de foie y sobre él, el tomate confitado.


No me digais que no mereca la pena...¡son un manjar!

¡Espero que os guste!

9 comentarios:

*Eva* dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, esta torta es de lujo!!!

Laura. dijo...

Apunto la receta del tomate confitado, es una delicia, he preparado mermeladas de tomate, pero asi nunca, asi que ya va siendo hora.
Besos.

Kako dijo...

Que delicia mas grande Susita. Me voy a poner manos a la obra, es que encuentro que es un aperitivo de palabras mayores y desde luego la idea es que sea completo, por lo tanto me llevo tu receta y por supuesto la idea tan buena.
Un abrazo.

Silvia dijo...

Ya lo creo que merecen la pena. Toda una delicia.

Besos.

Zerogluten dijo...

Absolutamente impresionante. A mi que el foie me gustan hasta a cucharadas si es necesario, esto es como un festival.
Besitos sin gluten.

diana dijo...

Ya me acabé la lata que me compré el otro día... Pero se me acaba de apetecer muchísimo!! Vaya pinta!! Y el solomillo lo hará mamá la semana que viene, porque tiene que estar buenísimo!!! Muchos besitos!!

susita dijo...

Ya veo que os ha gustado!!! me alegro mucho!!!!! muchos besos para todas! Susi.

Juanjo dijo...

Hola, Sisita, asturianina de Sevilla, jeje.

Ha sido para mí un inmenso placer descubrir tu blog gracias a la visita que me realizaste en el mío. Enhorabuena por tu trabajo.

Ésta me la apunto, y el resto las iré viendo que seguro que merecen la pena.

Un saludo.

dolores dijo...

Se me está haciendo la boca agua y son las 7,46 de la mañana!!!
Qué idea tan buena!!!!

besos ,

dolores

Publicar un comentario