miércoles, 27 de enero de 2010

La historia que nunca se debe repetir...

Hoy se celebra el 85º aniversario de la liberación por el Ejército de la Unión Soviética  (en 1945) de este campo de concentración donde los nazis mataron a millones de personas, en su mayoría judíos, en el marco de la ocupación de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial. Éste es mi pequeño homenaje a todos ellos.

"El trabajo te hará libre"





Os muestro unas fotos que hicimos cuando visitamos tan terrorífico lugar. Es el campo Auschwitz I, el primero que se levantó. El campo II, Auschwitz Bikernau, es, si cabe, aún más espantoso. Los detalles me los ahorro.







Evidentemente no se trata de un tema culinario pero creemos que es necesario recordar la historia para que nunca se repita.

5 comentarios:

silvia dijo...

Se me eriza la piel,que tremendo,que cosas tan desgraciadas pasan en la vida y lo realemte increíble es la capacidad de aguante y resistencia que tenemos los seres humanos,para frontar situaciones tan desgraciadas.
Cariños,lindo reportaje!!

tetxu dijo...

susi , un aplauso efusivo a tu gesto ,.
este tema siempre me ha interesado al mismo nivel que me repugna,me hubiese gustado hacer ese viaje tuyo,creo que aprendería aun mas a valorar mi libertad.
de parte de los que ya no estan....gracias.

vamosalculete dijo...

Con todo lo que se oye, a este respecto últimamente, mejor me callo mi opinión. Si me quedo con la realidad de que, estas cosas hay que recordarlas siempre para que no se repitan y, aún así, a veces, viendo y oyendo ciertas acciones y comentarios, no sé si será posible..."miedo me dá".

No voy a entrar en si existe "Dios" o no, pero lo que tengo claro es que, "el Demonio" si , y somos los propios humanos.

Un besote, mi solete.


Vamosalculete.

SACERDOTISADEISIS dijo...

Ausxhwitz es el mejor ejemplo de lo que somos capaces de hacer los seres humanos. Pero lo que más asusta no es que haya "gente" dispuesta a acometer semejantes barbaridades. Lo que más espanta es que una sociedad entera lo tolere. Que personas que se suponían buena gente participaran con su pasividad en todos esos crímenes. Hay un libro muy esclarecedor de Victor Klemperer "Quiero dar testimonio hasta el final" Este hombre era profesor de la Universidad y se jugó la vida para legarnos su diario, sus vivencias y sus reflexiones con la esperanza de que sirvieran a los seres humanos de generaciones futuras para no cometer los mismos errores. Pero el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. En el libro aterroriza ver como quienes no comulgaban con el régimen eran delatados por sus propios ¡¡¡amigos!!!, vecinos o familiares. Personas a las que habían querido y respetado. Eso es lo que de verdad da pavor. Ver qué poco hace falta para comprar voluntades.

julycar dijo...

PLAS ... PLAS... PLAS.... un bonito homenaje ....bs

Publicar un comentario